DOLOR ONCOLÓGICO

Conoce las garantías que existen para el alivio del dolor en el paciente oncológico.

Home → DOLOR ONCOLÓGICO

Dolor Oncológico

El dolor por cáncer está presente en un 25-30% de los pacientes en el momento del diagnóstico y en un 70-80% de los pacientes en las fases finales de la enfermedad. Según su intensidad, el 20% de los pacientes refieren un dolor intenso, siendo moderado en el 30% y de intensidad leve en el 24%.

El dolor más frecuente en los pacientes oncológicos es el causado por la acción directa del tumor (70%). En un 20% de los enfermos, el dolor se debe a la aplicación de tratamientos encaminados a erradicar el tumor, como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. En ocasiones el dolor es independiente del tumor y del tratamiento administrado, como una neuralgia postherpética, osteoporosis etc.

Aunque no siempre se puede eliminar por completo el dolor por cáncer o los síntomas que lo acompañan (más aún en las personas con cáncer avanzado quienes experimentan múltiples síntomas concurrentes), el uso apropiado de las terapias disponibles; farmacológicas y no farmacológicas puede aliviarlos eficazmente.

A nivel nacional, la atención de los pacientes con cáncer avanzado (terminal) se efectúa a través de lo establecido en las Normas Generales Técnicas N° 31 y 32 del “Programa Nacional Alivio del Dolor por Cáncer y Cuidados Paliativos”, y de recomendaciones presentes en la Guía Clínica AUGE “Alivio del Dolor por Cáncer Avanzado y Cuidados Paliativos”, del Ministerio de Salud, donde están contenidos los protocolos del tratamiento del dolor y control de otros síntomas.

Problema de salud 4 GES: Alivio del dolor por cáncer avanzado y cuidados paliativos

El Auge/Ges es un derecho que todos pueden exigir. Es un beneficio garantizado por ley para los afiliados a Fonasa e Isapres, de cualquier edad. Consiste en el derecho a exigir garantías para los 80 problemas de salud garantizados.

La Ley 19.266 del 3 de septiembre de 2004, estableció el Régimen General de Garantías en Salud. El primer decreto correspondió el Decreto Supremo n°170 del 2004, publicado en el Diario Oficial del 28 de enero de 2005, e incluyó a Alivio de dolor por cáncer y cuidados paliativos como una de las primeras 25 situaciones garantizadas por decreto en el año 2005 (Problema de Salud n°4).

Este se instaló en un trabajo previo del Programa Nacional de Alivio del Dolor por Cáncer y Cuidados Paliativos del Ministerio de Salud de Chile, que se estableció en el año 1995 en Chile, que comenzó a dar atención para los pacientes del seguro público que lo necesitaban, con una atención creciente tanto en número de pacientes atendidos, como en prestaciones realizadas, ya en el año 1998 se entregó el primer financiamiento desde Fonasa para sus asegurados.

Desde el año 2005 se garantiza en Chile, por ley, la atención a todos los pacientes oncológicos con cáncer avanzado o terminal, públicos o privados, que requieran tratamiento del dolor y otros síntomas molestos asociados sin discriminación a través de garantías de:

  • Acceso
  • Oportunidad, es decir tiempos máximos de atención
  • Protección financiera
  • Estándares de calidad

Todo asegurado con confirmación diagnóstica de enfermedad oncológica avanzada o terminal, tendrá derecho a la asistencia integral y activa para él y su entorno, por equipo multiprofesional, cuando ya no hay posibilidades de curación del cáncer y en que el objetivo esencial del tratamiento ya no consiste en prolongar la vida, sino en asegurar la máxima calidad de vida posible, tanto para el paciente como para su familia.

El acceso a tratamiento y cuidado debe otorgarse dentro de 5 días desde la confirmación diagnóstica.

Con el Auge/Ges, los cotizantes de Fonasa no requieren pagos extras a su cotización, sólo destinan un 7% para salud, y acceden a todos los beneficios incluidos en el Auge. Los beneficiarios carentes de recursos también tienen derecho a exigir las garantías del Auge.

En general, los beneficiarios del Fonasa en sus tramos A y B no pagan por ninguna prestación garantizada, tampoco pagan usuarios Prais y pacientes mayores de 60 años. Los beneficiarios C y D menores de 60 años, tienen un copago de 10 y 20% respectivamente, en las prestaciones que tengan asociado algún copago. Sin embargo, para la prestación del Alivio del Dolor por Cáncer y Cuidados Paliativos, se considera copago 0% en todos los tramos de Fonasa, ya que esta entidad fija protección financiera adicional por la atención en este problema de salud, independiente de la edad del paciente, ya que forma parte de las patologías consideradas como enfermedades graves y/o de alto costo.

Los beneficiarios de Isapres tienen un copago del 20% de las prestaciones, para este problema de salud.

Si al paciente se le sospecha o diagnostica un cáncer avanzado, el médico especialista tratante debe informarle de sus derechos y garantías a través de un documento llamado “Constancia de Información al paciente Auge”.

 

Dra. Marisol Ahumada Olea

Presidenta Asociación Chilena para el Estudio del Dolor y Cuidados Paliativos, ACHED.